Es común encontrar una caja fuerte en armarios, repisas o recuerdos familiares, y que evidentemente no se cuenta con la llave o la combinación para abrirlas. El problema principal es que por lo general son modelos antiguos, y los mecanismos de cierre o apertura están dañados o trabados, lo cual dificulta mucho su manipulación.

Si no cuentas con la llave o combinación para abrir una caja fuerte, lo recomendable es, primero que nada, tratar de contactar al fabricante. Probablemente ellos ofrezcan el servicio de apertura de cajas fuertes, o pueden fabricar una llave especial o un duplicado para poder abrirla. Es importante localizar al proveedor de la caja fuerte, o al menos su fabricante, así como también, localizar el número de serie de la caja y sus características principales para darlas al momento de solicitar los servicios. Siempre existe la posibilidad de llamar a un cerrajero para poder abrir la caja, pero lo recomendable es tener los servicios de un especialista estos tipos de cajas fuerte, y qué mejor si son los fabricantes.

Si quieres conocer más acerca del tema, envíanos un correo electrónico:  productosdanna@hotmail.com